viernes, 26 de diciembre de 2008

LEYENDAS URBANAS Y HOAXES: MANUAL DE USUARIO

Un mes después de la última entrada, y después de quitar las bolas de ramas y barrer la arena depositada en el blog, vuelvo a la carga. Y como lo de prometer que actualizaré más a menudo no creo que se lo crea nadie (es más típico que la nieve de las montañas en enero), pues solo prometo que escribiré como mínimo dos veces por semana. Total, aún no me lee nadie...

Un buen día, abres la cuenta de correo y te encuentras con un mensaje de alerta general, un mensaje que, en un principio, está diseñado para advertir a todo el mundo de un gran mal que flota en el aire. Algo como esto:

Urgente!!!

Medicamento Suspendido


DIFUNDIR
URGENTE, RIESGO DE MUERTE.

El Ministerio de Salud a través de la (Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria)
suspendió la distribución, manipulación, comercialización denominada FENILPROPALAMINA.


La medida fue tomada después de que, (FDA), de Estados Unidos, constató que la
sustancia provocó Efectos adversos FATALES (hemorragia
cerebral
). Está presente en 21 medicamentos, especialmente en los
anti-gripales.

Los medicamentos suspendidos son los siguientes:

1) Benadryl día y noche.

2) Contac

3) Naldecón Bristol

4) Acolde


5) Rinarín Expectorante

6) Deltap

7) Desfenil

8) HCl de fenilpropalamina

9) Naldex

10) Nasaliv

11) Decongel Plus

12) Sanagripe


13) Descon

14) Descon AP

15) Descon Expectorante

16) Dimetapp

17) Dimetapp Expectorante

18) Cepacol Plus

19) Ornatrol

20) Rhinex AP

21) Contilén

22) Decidex


23) Contac 10


24) Desenfriol-D


25) Desenfriolito


26) Dimetap


27) Graneodin-D


28) XL3

A todos los que estén utilizando cualquier medicamento de esta lista, que
suspendan la medicación y consulten a su médico para mayores detalles.


POR
FAVOR REENVÍEN


Y es cuando recibes el mismo mensaje dos veces el mismo dia cuando saltan las alarmas. No se vosotros, pero esto apesta a hoax que da gusto. Vayamos por partes:

1/Empieza de forma alarmista. (Solo falta poner las palabras "Danger" y "Warning" en letras grandes, rojas y parpadeantes.
2/Nombran a organismos gubernamentales, que son lo que, supuestamente, han dado la voz de alarma.
3/Dan una serie de datos muy grandes, para que el lector (o lectora) se lo crea con más facilidad, amén de causar pereza para que no sean comprobados.
4/Termina con la palabra "reenviar"
5/Y por último, aunque es lo más evidente, en la zona de "para" o "to", hay una lista bastante grande de direcciones de mail, dando a entender que se ha enviado o lo ha recibido mucha gente.

Este caso lo he cogido porque es el que me ha llegado de forma más reciente, porque un montonazo de páginas webs lo han dado como cierto, y porque es sencillísimo de descubrir que se trata de un engaño más grande que la catedral de Santiago (de Compostela). En el primer párrafo ya se ve que la cosa va mal, debido a la dudosa ortografía:

El Ministerio de Salud a través de la (Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria)
suspendió la distribución, manipulación, comercialización denominada FENILPROPALAMINA.

También aluden al "Ministerio de Salud" y a la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria", en teoria dos organismos oficiales y que todo país debe tener... excepto España. Por estos lares, lo llamamos "Ministerio de Sanidad y Consumo", y la Agencia esa antes citada no existe. ¡Sorpresa! Nos la están intentando colar delante de nuestras narices, y es solo el primer párrafo, agarrense que ahora viene lo bueno.

La medida fue tomada después de que, (FDA), de Estados Unidos, constató que la
sustancia provocó Efectos adversos FATALES (hemorragia
cerebral
). Está presente en 21 medicamentos, especialmente en los
anti-gripales.

Más faltas de hortografia, más alusiones a organismos oficiales (esta sí que existe, la U.S Food an Drugs Administration, es decir, la Administración para la Comida y las Drogas (entiéndase en el sentido de medicamentos) de Yankilandia. Una referencia real para dar validez a todo el asunto y para disipar cualquier sospecha; continuamos con que descubrieron que la Fenilpropalamina provocó unas cosas muy chungas, pero solo nos ponen una, la hemorragia cerebral y en negritas. Como diría el inspector Holmez, "esto es sospechoso". ¿Para qué nombrar sólo una consecuencia grave, si esta sustancia puede desencadenar más efectos nocivos? Si se desease causar alarma social, bastaría con dos o tres causas graves para terminar de convencer a la gente, no una sola.
Luego viene la lista de medicamentos, de los que hablaré dentro de poco.

Si a alguien se le ocurre teclear en San Google "Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria", en primer lugar nos encontramos con este link:
http://www.agemed.es/actividad/alertas/usoHumano/seguridad/fenilpropanolamina-enero08.htm
que es la de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, un organismo oficial de verdad, y en la que, ¡oh sorpresa!, se halla una nota informativa sobre la Fenilpropalamina:

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha tenido conocimiento de que a través de Internet están circulando informaciones equívocas en las que se cita un Ministerio de Salud y una Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria, aparentando que su origen es el de organismos españoles, como el Ministerio de Sanidad y Consumo y la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. Sin embargo, la información que está difundiéndose a través de Internet corresponde a la nota informativa de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (ANVISA), perteneciente al Ministerio de Salud, de Brasil, que emitió el 9 de noviembre de 20001, con motivo de la retirada del mercado brasileño de medicamentos que contenían fenilpropanolamina.

¡Toma ya! La cosa viene del año 2000, y me mandan los mails la semana pasada, a esto se le llama estar actualizado; el Ministerio de Salud al que alude el mail es el de Brasil, y la Agencia de Vigilancia esa, también es brasileira. Sigamos leyendo:

1. En diciembre de 2000, la AEMPS evaluó los resultados de un estudio publicado en mayo de 2000 por la Universidad de Yale, de EEUU2. En este estudio epidemiológico de diseño caso-control se sugería un incremento del riesgo de hemorragia cerebral en mujeres jóvenes que recibían este producto, y que lo utilizaban a dosis altas como supresor del apetito (tratamiento de la obesidad). En términos absolutos el riesgo estimado por los autores es no obstante bajo (menor de 1 caso por cada 100.000 mujeres expuestas).

En este estudio no se mostraba un incremento estadísticamente significativo del riesgo de hemorragia cerebral cuando fenilpropanolamina se utiliza como descongestivo en medicamentos antigripales.

En hombres no se detectó un incremento de riesgo, probablemente debido al escaso uso de fenilpropanolamina como supresor del apetito. La FDA, agencia de regulación de medicamentos de los EEUU, decidió retirar del mercado los medicamentos con fenilpropanolamina, como anorexígeno para adelgazar.


¡Tócate los huevos! El estudio fue hecho en USA, cierto, pero solo cuando se tomaba la Fenilpropalamina como adelgazante, no como antigripal; fue hecho en mujeres con un riesgo de 1 caso entre 100.000; en hombres no se descubrieron casos de riesgo, y encima solo hay riesgo en dosis altas. Sigamos con el festival del humor:

En España no existe autorizado ningún medicamento que contenga fenilpropanolamina para la supresión del apetito. En consecuencia, tampoco debe considerarse autorizado su uso para dicha indicación en preparados de formulación magistral. Sí existen, en cambio, dos medicamentos para el tratamiento sintomático de procesos gripales que incluyen la fenilpropanolamina a dosis bajas como descongestionante nasal de administración oral (ver más adelante).

Señoras y señores, llegados a este puntos, yo me pregunto: ¿dónde está la alarma?. Solo hay dos medicamentos con Fenilpropalamina que sean antigripales en este país, y si recuerdan bien el mail, daban una lista de 21. Y aquí quería yo llegar, porque si meten los nombres en San Google (yo hice tres al azar), se descubre que las páginas webs están en portugués (o brasileño). ¿Y el Desenfriol?, preguntarán ustedes. Pues bien, no tiene la sustancia maldita como principio activo.

¿Y qué finalidad tiene un mail como este, alarmista y más falso que un euro de madera? Pues para eso hay que mirar la parte donde está la cantidad de gente que te lo ha enviado, que suele se bastante grande. Estos mensajes se reenvian a todos los contactos, esos contactos lo reenvian a todos los suyos, creyendo hacer una buena obra, y así sucesivamente, hasta que el creador del mail lo recibe... ¡con una lista enorme de direcciones de correo-e! Direcciones que luego serán victimas perfectas para recibir spam, y todo de forma gratuita y casi sin esfuerzo. Lo mismo pasa con las cadenitas: "...si no reenvias este mail, tendrás mala suerte", "tienes que mandar este mail a cinco personas para que tu deseo se haga realidad" (¿les suenan estas frases?)

Resumiendo, si reciben un mail con tintes alarmistas, y con la palabra "reenvien" en letras muy grandes, desconfien...





1 comentario:

Anónimo dijo...

hola, yo soy Nadie y no me creo que actualices a menudo xD
por lo demas, gracias por la info.
saludos