viernes, 6 de marzo de 2009

PARECIDOS RAZONABLES

Ya sé que a estas alturas la razón de esta entrada es bastante obvia, por no decir que es una soberana estupidez (qué se le va a hacer, soy así de despistado). Limpiando la colección de anime, me reencuentro con la peli "Jin-Roh", del año 98, cuya portada es esta:

Bien, pues en ese mismo momento, me asaltó una sensación de "fallo en Matrix" (dejá vu en francés), yo había visto a ese soldado antes, en algún lado. Termino de limpiar, saco de la mochila el videojuego "Killzone 2" que me pasó un colega (no sin antes advertirle que a mí no me gustan los shooters en primera persona, y que éste no será una excepción), inserto el disco en la 360, y mientras veo la intro me quedo de piedra:

Y justo después de la intro, cuando ya podía jugar, apagué la consola. Esos soldados, mala imitación de los Sekto, por cierto, se habían convertido en unos moñas, unos piltrafillas, y no merecía la pena masacrarlos, por el simple hecho de no llevar una ametralladora MG-42 al igual que la versión original (y que, sin armadura, los del "Killzone" no infunden miedo con su sola presencia).

Me costó dos días empezar de nuevo el juego, y media hora para ir a devolverselo a su legítimo propietario (lo digo para que nadie piense que no le dí ninguna oprtunidad al juego, ojo). Mucho gráfico y poca diversión, menos mal que ya me falta poco para poder comprarme el "Street Fighter IV".

No hay comentarios: