jueves, 30 de abril de 2009

YOU WIN!


Hace unos días recibí este escueto mail:

From Irish Online News

You Won 750,000.00

Send Name,Age,Occupation,Country.

EMAIL(notific1@btinternet.com)

Bien, empecemos a desmenuzar esto: en primer lugar, he ganado un premio, sin haber jugado a nada. Nada más y nada menos que la bonita cifra de 750.000.00 "cosas". Sí, digo cosas porque en el mensaje no se especifica qué demonios he ganado; por el punto y los dos ceros creo que se trata de dinero, pero seguimos con lo mismo. ¿He ganado euros irlandeses, dólares zimbabuenses, rupias indias, o córdobas nicaragüenses?

Mirando en Google las palabras "Irish Online News" me salen un montón de páginas sobre noticias y/o periódicos de Irlanda (una de las tres opciones que tengo si algún día me harto del país en el que vivo y quiero emigrar), así que seguir esta pista no lleva a nada. Muy astuto por su parte. Así que tuve que coger la dirección de mail a la que tengo que mandar los datos que me piden.

Y así descubrí el pastel: más de la mitad de las páginas en las que aparece la susodicha dirección son de Malasia (o Malaysia, como prefieran) y Singapur, y hace una semana recibí la visita de alguien al blog procedente de Singapur. ¿Casualidad?.

Por último, está el asunto de los datos que me piden: Nombre, Edad, Ocupación (en qué demonios me gano el sueldo), y el País. Si hubiera ganado la lotería, lo normal es pedir una cuenta bancaria en la que ingresar todo esa indecente cantidad de dinero, digo yo. O intentar ponerse en contacto conmigo vía telefónica o en persona o a través de mi banco. Pero con saber que me llamo Ronin, que tengo el equivalente a 28 años humanos, que trabajo de mascota de una mujer-gato (otro día cuento esa historia) y que vivo en Espéin no creo yo que les sirva de mucho para darme el dinero (si es que es dinero, véase punto uno).

Concluyendo, que estoy hecho un lío. Con la info que me piden, no pueden hacerme ningún daño (aparentemente), así que no sé si contestarles o no (aunque si leyeran esta entrada, ya se darían por respondidos). ¿Le contesto el mail con la primera chorrada que se me ocurra o no? ¿Será alguien que quiera hacer nuevos amiwitos? ¿O una admiradora secreta que se ha inventado lo del precio solo para captar mi atención? ¿O un hacker hoygan? (Esto último debería descartarlo, ya que no he encontrado ninguna falta de ortografía). Permanezcan a la escucha por si hay desenlace a esta historia algún día.

No hay comentarios: