sábado, 6 de junio de 2009

FELIZ CUMPLEAÑOS TETRIS

¡Y que cumplas muchos mas! Si es que, cuando un juego es tan bueno y ha calado tan hondo en la cultura popular del mundo entero, se merece una celebración a lo grande.

Y aprovechando la ocasión, damos la bienvenida a TheNosgotman, nuevo seguidor de esta nuestra nevera.

ACTUALIZACIÓN A DÍA 10 DE JUNIO. Solo recordarles que ya hablé del Tetris en una de las entradas primigenias del blog, que se encuentra aquí y que resume lo que siento por este videojuego en especial. Si no fuera así, no le felicitaría en su cuarto de siglo cumplido. Y para rematar, les dejo el vídeo de la final de un campeonato de Teris celebrado en la ciudad de Denver este año.

3 comentarios:

TheNosgotmaN dijo...

Si señor, que cumpla muchos más, anda que no pasé horas yo de chaval jugando al gran tetris en mi Gameboy con pantalla de cristal líquido, ah, que tiempos.
Gracias por recordármelos.

Bala Perdida dijo...

yo veía piezas caer... veía piezas caer a todas horas. Estudiaba y veía piezas caer. Me iba a dormir, apoyaba la cabeza en la almohada, cerraba los ojos, y veía piezas caer. Y lo peor es que ¡sólo podías jugar pagando! En las máquinas de los bares a 5 duros la partida. Habéis nacido con un teclado en las manos, con un móvil en las manos, con un mundo abierto a vuestros pies a través del ADSL que para vosotros siempre ha estado ahí. Y el Tetris en cualquiera de sus formas, en cualquiera de vuestras maquinitas (y ahora de las mías) está y es gratis.

Para nosotros nunca lo fue... 25 cochinas pesetas costaba el maldito vicio, y cuando no lo tenías soñabas con él... ja ja ja ja ja ja.

Ronin dijo...

Señorita Bala Perdida, por el comentario deduzco que piensa que nací en los 90, cuando en realidad soy de la década anterior. Concretamente, dentro de 2 meses cumpliré los 29; por lo tanto me halaga que me quite años y se ha ganado dos puntos de estilo en mi cuenta personal (uno por hacerme más joven y otro por el inicio del comentario tan lírico(yo veía piezas caer...).

Señor NosgotmaN, yo también tenía una Game Boy en blanco y negro, que me regaló mi madre cuando mi tía le dijo que la maquinita del Tetris de mi primo de 8 años pasaba más tiempo en mis manos que en las de su niño. Al menos hoy los emuladores nos permiten tener casi las mismas sensaciones y sin tener que gastarnos la semanada.