lunes, 12 de octubre de 2009

LEYENDO, LEYENDO...

Si no es una cosa, es otra, pero siempre hay algo que me impide escribir en este blog más de lo que yo querría. Y el culpable (o culpables), es este libro:


El Conde de Montecristo, dividido en dos volúmenes de 651 y 669 páginas, respectivamente. Me los trajeron hace tres días, y ya voy por la página 234 del primer tomo, Edmond ya ha conseguido escapar de la isla de If y ha sido rescatado por un barco que pasaba por allí, pensando en ir a la isla de Montecristo para reclamar el tesoro del abate Faria.

No considero esto un spoiler, ya que, siendo un clásico de la literatura, todo el mundo sabe de qué va la obra. Es más, hay un montón de películas circulando por el mundo, destacando la que protagonizó Gerard Depardieu; aunque también hay una versión manganime bastante curiosa, de ambiente futurista, de la que solo conseguí ver los tres primeros capítulos, jurando y perjurando no volver a ver ninguno más.

En fin, en cuanto me termine esta obra, intentaré echarle el guante a Moby Dick. Y una estantería nueva, que los dos libracos son muy anchos y han conseguido expulsar a los DVD.

1 comentario:

eulez dijo...

Siento decirte que ya has leído lo mejor de la novela. Con mucho, además. Como que si lo dejas ahora no te pierdes nada.