sábado, 17 de abril de 2010

HEREJÍA

Sí, lo confieso, soy un hereje. Como mi Game Boy Advance está un poco cascadilla, le metí un emulador a la PSP y estoy jugando al Pokemon Esmeralda. Esta es la prueba del delito:


¿El delito? Pues estoy jugando a un juego de Nintendo, con gráficos en dos dimensiones, en una PSP; para los que se autodenominan "hardcores" (aunque yo los llamo "adolescentes descerebrados", eso da igual) y los fans de Sony es una cosa muy grave.

Esos son los cargos, señoría. Pero tengo que decirles a los Sonyers que lean esto, que vayan apagando las antorchas, ya que he recibido mi castigo. Porque nadie espera encontrarse a la inquisición española:

1 comentario:

Espi-Hablemos de mangas dijo...

Desde luego... como has podido, Pingüina malo, MALO! eso no se hace, a la pobre psp que no habia echo daño a nadie, en fin al que no le guste...aun poquito de AJO Y AGUA