lunes, 17 de mayo de 2010

MAS LEYENDAS URBANAS (LA CHICA, EL RIÑÓN Y LA BAÑERA)


El sábado me llegó un nuevo hoax al buzón, lo malo era que estaba repetido: era el mismo, punto por punto, del que hablé en la entrada del 11 de mayo del año pasado. Pero Dende es bondadoso, así que hoy mismo me llegó este correo:

Difundirlo.


Para los que seais padres, abuelos, profesores y tengais familiares jovenes en edad de salir por ahi, por favor mucho cuidado no hay que fiarse de ninguna persona desconocida, para que no vuelvan a pasar estos actos terrorificos, a lo mejor seria bueno que leyeran este correo y por supuesto que el boca a boca que corra para poner en antecedentes al mayor numero de personas posibles. ¿donde llegaremos ?

Está firmado por el Dr. Beitia de la Clínica Quirón de San Sebastián

El pasado 17 de Julio una chica joven, decidió por la noche salir a un bar con sus amigos y amigas, se estaban divirtiendo bastante y bebieron alguna cosa para charlar y entretenerse, algo normal.
En el bar conoció, por unos amigos a un chico joven corpulento de buena presencia, parecía que le gustaba y la invitó a ir a su casa a 'continuar la velada'.
Obviamente ella aceptó y decidió ir con el.
Fueron a un Apartamento, que luego resultó ser alquilado sin ningún tipo de contrato, donde continuaron tomando algún cubata, y aparentemente le dieron droga, no se sabe aun cual ni la cantidad; esta estaba disuelta en la bebida.
Lo único que Sandra, así es el nombre de la chica, recuerda, es que despertó totalmente desnuda en una bañera totalmente llena de agua y hielo.
Todavía sintió efectos de la bebida, entre su borrachera recuerda que le dolía mucho la espalda. En la pared encontró un aviso con pintura de labios que decía: "llama al hospital porque te quedan menos de dos horas de vida". Gracias.
Buscó su teléfono móvil, en el bolso que estaba en un cuarto cercano, así que llamó al 091, pues no sabía el número de teléfono de Urgencias, ni recordó el 112, explicó al Policía que le contestó, la situación en que estaba, que no sabía dónde se encontraba, que había bebido, que le dolía mucho la espalda, que había encontrado una nota y estaba llamando.
El Policía le pidió se observara en un espejo todo el cuerpo para detectar cualquier punzón de aguja o algo anormal. Se observó aparentemente normal, así que el Policía le dijo que se revisará la espalda y; al hacerlo descubrió dos ranuras ensangrentadas de alrededor 15 cm . en la parte baja de la espalda.
El Policía le dijo que por favor no se saliera de la bañera y que iban a localizar por la llamada el lugar donde estaba y en cuento lo hicieran, pues les llevaría algún tiempo, pues no es sencillo irían a su rescate con una ambulancia y un equipo del 112 .
Desgraciadamente, después de que la examinaron en el hospital descubrieron lo que había pasado. Le habían robado los riñones. Cada riñón tiene un valor de 10.000 € en el mercado negro. La gente involucrada en esto siempre tiene conocimientos médicos y las drogas que le dieron no son para nada divertidas.
Son anestesiantes en grandes cantidades para que la víctima no sienta el proceso. Actualmente, esta joven está hospitalizada conectada a un sistema que la mantiene viva, esperando encontrar algún riñón compatible. Y para completar, está embarazada, al examinarla ese día se dieron cuenta que había sido violada por varios hombres, pues encontraron 5 espermas diferentes.
Es inimaginable la nueva mafia del crimen organizado que tiene como objetivo, el vender órganos: venden
corneas, pulmones, riñones, hasta ojos. Todos entre los 5.000 y 100.000 € dependiendo del órgano.

POR FAVOR CIRCULA ESTE E-MAIL A TODAS LAS PERSONAS QUE TE SEA POSIBLE. QUEREMOS EVITAR MAS CASOS COMO EL DE SANDRA; UNA JOVEN DE 23 AÑOS ESTUDIANTE DE COMUNICACION ;QUE AHORA NO SABEMOS CUANTO TIEMPO MAS TENDRA DE VIDA...
ESTA NO ES UNA CADENA PRO "SPAM". ENVIA A TUS CONTACTOS ESTE MENSAJE EN "cco". NO DEJES DE HACERLO Y EVITAREMOS MUCHO SUFRIMIENTO ENTRE TODOS A MUCHOS HOMBRES, MUCHAS MUJERES Y TAMBIEN A MUCHOS NIÑOS. NO ES BROMA.


Otra leyenda urbana que aterriza por la nevera. He suprimido los datos personales del doctor Beitia, que estaban al final del correo (nombre completo, cargo, dirección de e-mail, dirección física (desconozco si es su domicilio o su lugar de trabajo), nombre de la clínica y página web de la misma). Aunque a los de Cibertrolas ya les llegó antes, cualquiera con unos mínimos conocimientos de medicina (es decir, alguien que al menos haya terminado tercero de la ESO), puede desmontar esta leyenda urbana con facilidad. Para empezar, una persona con un solo riñón no llega muy lejos si no ha sido sometida a un tratamiento post operatorio de inmediato, y para acabar, si la operación quirúrgica no se lo carga, el hielo de la bañera logrará una bonita muerte por hipotermia.

Las variantes de la leyenda son varias: la yanki (se reconoce porque la víctima llama al 911 y es siempre un chico); la sudamericana (el chaval que hace de víctima se corre la gran juerga en el carnaval de Río, o se encuentra de viaje por Colombia o Perú); y la española, cuyo prota es un universitario que se va de viaje de estudios a Estados Unidos, o cambiando el sexo de la víctima y asociando la historia a otra en la que te echaban polvos (somníferos o afrodisíacos) en el cubata. Los orígenes de esta leyenda los copipasteo directamente de la Wikipedia:

El folclorista estadounidense Jan Harold Brunvand, especialista en leyendas urbanas, afirma en su libro The Baby Trainque escuchó por primera vez la leyenda en 1991. En las primeras versiones que circularon, unos amigos descubrían a la víctima tendida en la cama ensangrentada de un hotel o en el suelo de una habitación, o apoyada en la pared de un edificio. Sólo al acudir a urgencias averiguaban la verdad. Hacia 1995, la historia mutó: la víctima despertaba sola en una bañera llena de hielo, con una nota de sus verdugos: «si quieres vivir, llama al 911» (teléfono de Urgencias). La víctima era ahora un hombre de negocios, y el lugar de los hechos solía ser Las Vegas. En 1997, la historia se difundió a traves de la Red con una cadena de correos electrónicos. La localización cambió a Nueva Orleans y Houston, entre otras ciudades. El rumor cobró tanta fuerza que el 30 de enero de 1997 el Departamento de Policía de Nueva Orleans tuvo que lanzar una página web para desmentirlo.20

Según Barbara Mikkelson, los elementos fundamentales de la historia pueden proceder de un caso real: en 1988, un ciudadano turco vendió uno de sus riñones y se desplazó al Reino Unido, donde le fue extraída la víscera. De vuelta a su país, denunció los hechos, alegando que había acudido engañado, sin saber lo que iba a sucederle. Según su versión, unos hombres de negocios le ofrecieron un puesto de trabajo en Inglaterra. Al llegar al país, le dijeron que le llevaban a un hotel, pero en realidad lo condujeron a un hospital. Allí le drogaron y le extrajeron el riñón

Gracias a esta leyenda urbana, ahora ya sé varias cosas: que una juerga nocturna vale un riñón,que ahora los hoaxes te piden que ocultes la ristra kilométrica de direcciones de correo, que los mails chungos ya no son una broma, y que el imperativo de difundir ya no es "difundidlo" (con dos "d"), sino "difundirlo". Por esa falta de ortografía y por otras más, la persona que lo escribió merece caer en la décima fosa del octavo círculo infernal per secula seculorum.

No hay comentarios: