miércoles, 8 de diciembre de 2010

EL DESCUBRIMIENTO DEL MES (POR AHORA)

Gracias a un pantallazo azul de Windows ayer, me vi obligado a formatear mi querido portatil. Lo que más me jodió fue perder el giga y pico de imagenes de mujeres graciosas que llevaba guardando desde hacía dos meses. A partir de ahora, los domingos serán el día de guardar las cosas en el disco duro extraible.

Y no, no me pienso pasar a Mac (esto va por tí, holandés), y mucho menos a Linux (eso de pasarme la vida escribiendo lineas de comando y actualizando manualmente cada seis meses no va conmigo).

Pero esa desgracia  no ha logrado que me olvide del blog que encontré hace unos pocos días: El Peso del Armiño. Un blog en el que se habla principalmente sobre el narcisismo, y sobre la forma de pensar de la sociedad actual (entre otros muchos temas). Divertido y entretenido, no se lo pierdan.

Y ya de paso, aprovecho y doy la bienvenida a un nuevo seguidor de esta nuestra nevera: el señor lobo_gris. Bienvenido, y las cervezas están al fondo, tómese una a su salud.

2 comentarios:

eulez dijo...

Uy, de nuevo el ejemplo de alguien que tiene quien le crackee los programas en Windows y que lo ponga un antivirus y un firewall...

En fin, Ubuntu es bastante sencillo y si no te da la gana, pues no actualizas, que nadie te obliga. Desde luego, ni lo de los comandos es cierto, ni tampoco lo de las actualizaciones.

Ronin dijo...

A mi portátil de seis años no me lo toca nadie, yo lo trasteo, instalo cosas y formateo (algunas veces con desastrosos resultados). Lo único que tengo crackeado es el office y el Plantas vs Zombies (tonto que es uno, ya se ve).

Y matizo: mi experiencia con Linux es el portátil de la empresa, que usa un Red Hat del año 2005, y cada vez que me tiro mis diez minutos metiéndole líneas de comando, se me quitan las ganas de probar cualquier otra cosa. No dudo que Ubuntu sea sencillo o incluso mejor (y gratis), pero los tutoriales que me he encontrado por ahí no me convencen del todo.